domingo, 30 de abril de 2006

Remember, remember, the 5th of November

Yo soy un esceptico de pro respecto a las peliculas basadas en comics, en general suelen joderme mi idea del comic.
Con V de Vendetta hare una excepcion. Es buena, entretenida, reflexiva, oscura,...es un peliculon.
Sobretodo coincido con la opinion de un colega: me parece increible como una mascara hieratica puede expresar tanto. Bravo!!
Por cierto, el 5 de noviembre de 1605 Guy Fawkes fue atrapado en los sotanos del parlamento ingles con docenas de barriles de polvora. Desde entonces se canturreo el "remember, remember, the 5th of November".

9 comentarios:

Joan dijo...

A falta de leerme el comic, cosa que haré en breve, me pareció una película algo floja en algunos aspectos, sobre todo hacia el final. Creo que una de las mejores adaptaciones de comic que se han hecho (por no decir la mejor) es Sin City. Ahí queda eso.

J.Álvarez dijo...

Este Joan sabe lo suyo, el tío... hacedle caso, jóvenes saltamontículos del ciberespacio q leáis esto...! :) Sin City es BRUUTAL.

Andrés dijo...

Sí que es buena, a mí me ha encantado (j.alvarez, iba a decirlo en tu blog tb pero hay millones de comentarios y ya da pereza, aqui tenemos un ambiente más íntimo xDDD). Yo he visto la película antes de leer el comic y la verdad es que me arrepiento un poco porque el comic pierde cierto encanto. EN cambio, si me lo hubiera leido antes, creo que no me habría gustado tanto la peli como me ha gustado.
El que hace de V es un jodido genio, ¿cómo se puede transmitir tanto con el lenguaje gestual sin una cara? Porque si os fijáis no es la careta, es cómo se mueve el tío. Fascinante.
Tengo ganas de verla otra vez, hace kedada en granada para verla? ¡estais todos invitados! xDDD

J.Álvarez dijo...

Oye, Andrés, no puede ser un poco más cerca?? ;D En un lugar intermedio... ponemos por ejemplo... ¿Madrid? XD Un saludo, tío! Ah, por cierto, muy acertado lo q dices de la gesticulación del actor enmascarado, q no sé si sabes q es Hugo Weaving, el agente Smith de Matrix... Y, por cierto, no sé si eres muy aficionado a la VOSE, pero la voz y la entonación del hombre tampoco tiene desperdicio!

Andrés dijo...

Ea, si voy a madrid os lo digo, que tengo un amigo que sabe todo un recorrido freak de tiendas de comics.
¡Coño! Sabía el nombre del actor, pero no lo relacionaba con el de matrix. Vaya si es bueno el tío.
Veré la versión subtitulada en cuanto salga el dvd... que adquiriré "por ahí", por supuesto xDDDD

funboy dijo...

Y pensar de que no era el actor que eligió el director para ese papel...menos mal menos mal

Joan dijo...

Si, el actor es muy bueno. A mi me mola pensar que, el muy capullo, por debajo de la máscara está haciendo muecas, sacando la lengua, poniendo cara de asco o partiéndose el culo el tío!!Pues no será el guacho maleducao!!!

SebastianDell dijo...

Y además, es el día de mi cumpleaños. Que es aún más importante. :)

Alejandro dijo...

Con V de vendible

Entre muchas barbaridades ahí expuestas, algo de lo que escribieron los canadienses Joseph Heath y Andrew Potter en el libro Rebelarse vende: el negocio de la contracultura (2004) era correcto: que el sistema comercial descubrió un nicho aprovechable entre la gente que se dice de izquierda, y al mercado le funciona bien lanzar a cada tanto productos que aparentan esa inclinación política, aunque en el detalle se descubran quiebres ideológicos graves, como sucede con cintas al estilo Belleza americana (American Beauty, Sam Mendes, 1999) o El club de la pelea (Fight Club, David Fincher, 1999), presuntamente contestatarias.
En ese último filme, como si fuera un espectáculo el derrumbe social es observado por los protagonistas desde los ventanales de un rascacielos, de forma similar a como termina el largometraje V de venganza (V for Vendetta, James McTeigue, 2005, ahora en formato dvd) cuando estalla el edificio del Parlamento inglés para asombro de Evey Hammond (Natalie Portman) y Stephen Rea (el inspector Eric Finch), aunque la fecha precisa de la explosión es advertida anticipadamente (“Remember, remeber, the 5th of november”), por lo que no debe haber víctimas, y se trata más bien de una demolición, un acto con el que los viejos símbolos son enterrados.
La película se basa en una novela gráfica de Alan Moore, adaptada por los hermanos Andy y Larry Wachowski, los mismos de la serie Matrix, y sigue el esquema de su proyecto anterior: una realidad simulada, no por robots sino por la ultraderecha en el poder; y una rebelión subterránea que encabeza el enmascarado V (Hugo Weaving), un ser entre espadachín y fantasma de la ópera, terrorista de buen corazón. Es arduo no pensar que la voz de V es la misma que escuchamos por largas horas en Matrix e identificamos como del agente Smith, y que aquí termina por parecernos fastidiosa y hasta aburrida...
Los Wachowski y compañía siguen viviendo de sus rentas ideológicas, políticamente correctas pero cinematográficamente oscuras o tramposas.