viernes, 30 de mayo de 2008

RATM is back!!

Durante los 90 emergió toda una oleada de grupos alternativos que supuso todo un banquete para amantes del guitarreo y el pogo como yo; bandas como Nirvana, The Offspring, Green Day, Pearl Jam, Smashing Pumpkins, Sepultura o Terrorvision nos dieron a algunos una alternativa al maquineo que imperaba.
De entre todas esas bandas hay una cuya música no parece pasar nunca de moda y cuyas letras son de lo más demoledoras contra el public establishment norteamericano desde la irrupción de Bob Dylan. Estoy hablando de Rage Against The Machine (aka RATM).
Cualquiera que haya escuchado algo de los RATM coincidirá que sus canciones están cargadas con una rabia y energía que cuesta mucho de encontrar en otras grandes bandas americanas; su increible mezcla de hip-hop, hardcore, funky y metal hizo que se convirtiera en uno de los grupos bandera de una generación; sus constantes ataques al gobierno les hicieron valedores de términos como anti-democráticos, anti-patriotas, anarquistas, promotores de la violencia y la lucha contra el sistema, y toda una retahíla de apodos que no hacían más que confirmar la primera premisa del grupo: plantar cara.
Hace un año volvieron a unirse para el concierto de Coachella (ver vídeo), meses después agotaron todas las entradas para sus dos conciertos en Australia en 3 MINUTOS(¡¡!!), y hoy los afortunados que vayan al Electric Weekend de Getafe los podrán disfrutar en directo (menuda potra, cabronazos!).
La actitud de Zach de la Rocha en el escenario y el virtuosismo en la guitarra de Tom Morello siguen siendo la piedra basal de RATM 8 años después de su ruptura.

All-Hell-Can't stop us now!!!!

1 comentario:

内心 dijo...

Coincido contigo en la potra que han tenido los que han podido ir. Yo estoy relativamente cerca, pero la fecha, el precio, y el mayor gusto de mis amigos por Metallica (a los que tampoco he podido ir a ver) me han impedido poder disfrutar de ellos en directo.

¿Has leido alguna de las crónicas? Salieron como presos de Guantánamo con la Internacional puesta (gusto habría dado corearla).

Son un grupo sencillamente genial.

¡Nos vemos!