miércoles, 27 de febrero de 2008

Grandes documentos gráfrikis: Maná-maná

La mejor.
Me encanta cuando, tras irse al fondo a desvariar y volver, el barbas vuelve a improvisar yéndosele la voz y a los que llevan a las niñas les cuesta bastante aguantarse la risa. Esos detallitos son los mejores.