lunes, 5 de noviembre de 2007

Stardust, el film


La magia ha vuelto. Vuelven los príncipes, vuelven las brujas, las herencias, los hechizos y los hechizados, los viajes iniciáticos y las mil triquiñuelas del destino.
Creo que sobra decir que la peli me ha gustado mucho.
La película, gracias a Diós, tira más de una historia bastante amena que de efectos especiales espectaculares (que ya era hora que alguien hiciera algo así en el cine de fantasía). Como decía la historia es bastante entretenida y te mantiene enganchado por las varias tramas que se desarrollan a la vez, pero cuando sales del cine hay un personaje que se te queda en la retina: el capitán Shakespeare, interpretado por un delirante De Niro que me hizo reir como hacía tiempo que no hacía, sobretodo cuando Séptimo llega al navío (hilarante, desternillante, histriónico) con esa música de can-can sonando...
A pesar de que se han permitido ciertas licencias literarias respecto al original de Neil Gaiman la película respeta mucho el espíritu fantasioso y de cuento del autor, y ese agradable sabor de boca que me dejó la última página.