domingo, 10 de julio de 2005

V de Vendetta


Cuando en 1988 se publicaba V de Vendetta las cosas no eran iguales, en Inglaterra gobernaba la Thatcher y se hablaba de recluir a los enfermos del SIDA en una especie de campos de concentracion. A pesar de haber empezado a escribir esta historia en 1981, Alan Moore hizo toda una declaracion de rebeldia, de reaccion activa, de insumision ante los acontecimientos que aun hoy puede aplicarse.
Alan Moore es, junto con Neil Gaiman, uno de los mas brillantes guionistas de comic de los ultimos tiempos, con un estilo narrativo muy exigente para el dibujante (apenas les da libertad de creatividad), nos adentra rapidamente en un Londres duro y sin piedad, podrido, vendido y dormido, donde aparece V de Vendetta, creando anarquia donde el gobierno impone el orden.
V de Vendetta no es para mentes reaccionarias, no es para espiritus inconformistas, todo lo contrario: es necesario para despertar y para hacer reaccionar a aquellos que ven pasar la vida por su lado y la toman no tal y como viene, sino tal y como se la dan.